Viviendo la intensidad del remo con el equipo de San Juan

Viviendo la intensidad del remo con el equipo de San Juan

El club de remo San Juan nos ofreció a la plantilla de Igartza la oportunidad de salir al mar con una trainera. Que fuéramos nosotros mismos los que remáramos. Desde el primer momento tuvimos la sensación de que iba a ser  una experiencia apasionante. Y además, muy divertida.  En Igartza valoramos siempre el trabajo en equipo, el esfuerzo en las tareas diarias y el compañerismo, por ello, quisimos vivir todas estas sensaciones con un equipo que sabíamos que lo hacía a la perfección. El resultado fue mejor de lo esperado.

Empezamos el día acercándonos a Pasajes San Juan para encontrarnos con los deportistas. Después de un bonito encuentro e intercambio de opiniones y felicitaciones por el comienzo de la temporada, nos invitaron a subir a una trainera y remar todos juntos, todos en equipo. La idea fue maravillosa: comenzamos a remar en equipo, nos explicaron cómo hacerlo y se creó un ambiente muy especial; dicho coloquialmente, de buen rollo.

Remando con San Juan

En ese momento, nos dimos cuenta de que el trabajo en equipo y el compañerismo son vitales para este club. De hecho, ahora que lo conocemos a fondo, nos atrevemos a decir que estos valores de los que hablamos son uno de los pilares más importantes del Club de Remo San Juan. Los que fuimos de Igartza nos sentimos igual de remeros que los que lo son en su vida profesional.

Y es que nos juntamos un número interesante de personas para realizar todos juntos y en equipo la misma actividad. Entre ellos, nos encontramos Javi, Omar, Aitor, Imanol, Urko, José Luis, Urtzi, Rubén, Carlos, Asier, Maialen y Ander, quienes con mucho empeño y ganas emprendimos un viaje sobre el agua remando como unos campeones. Queremos agradecer especialmente a Endika, el patrón de San Juan masculino, por la paciencia y las ganas de enseñar que tuvo aquel día.

Cabe destacar también a los compañeros Luis, Fabiola, Espe, Jose, Juanjo y Esther, que no remaron con nosotros, pero estuvieron apoyándonos desde el principio y generaron un ambiente de alegría y carcajadas en todo momento.

Para llenar el estómago después de haber estado practicando un deporte muy duro y exigente, comimos todos juntos en Restaurante Ontziola. Las conversaciones interesantes, las bromas y las risas empezaron a surgir enseguida gracias al espíritu que tiene este equipo. Realmente, en Igartza estamos muy orgullosos de poder ser patrocinadores de los clubes de remo de San Juan, tanto masculino como femenino, porque son dos equipos que generan compañerismo de manera muy sencilla, que intentan ayudar en todo momento, y los que abren sus puertas con una sonrisa.

Queremos aprovechar estas palabras para agradecer a todos los remeros por el día que nos hicisteis pasar, y daros todo el apoyo en esta temporada. Creemos en el trabajo en equipo, y con deportistas y compañeros como vosotros, no es nada difícil afirmarlo.

¡Cuando queráis repetimos!