Tartaleta de cerezas con pasta sable
Tartaleta de cerezas con pasta sable

Tartaleta de cerezas con pasta sable

Un postre divertido y refrescante para primavera y verano, que con la cremosidad que nos aporta el queso fresco Ken, el crujiente de la pasta sable y la cereza confitada no dejaremos indiferentes a nuestros clientes.

INGREDIENTES
Para el relleno: 1kg de cerezas o cerezas confitadas según temporada, 200 gr de azúcar, 30 gr de Maizena de pastelería y 1 vaina de vainilla

Para la pasta sable: 500 gr de harina, 250 gr de mantequilla en pomada, 50 gr de azúcar, 25 ml de zumo de limón, 110 ml de agua y 1 pizca de sal

ELABORACIÓN
Deshuesamos las cerezas y las limpiamos. Las ponemos en un bol y añadimos el azúcar. Maceramos durante 4 horas aproximadamente.
Añadimos después las semillas de la vaina de vainilla y la Maizena y lo movemos sin parar.
Para la masa de la tartaleta, cortamos la mantequilla en cuadradritos en frío, le añadimos la harina, la sal y hacemos un volcán. Dentro de éste y, poco a poco, vamos incorporando el zumo de limón y el agua. Amasamos hasta conseguir una masa homogénea y firme. Reposamos en cámara durante unos minutos.
Colocamos la masa ya estirada en los moldes que vayamos a hornear y le añadimos el relleno de la tarta y la masa restante, dándole la forma que queramos que sea nuestra presentación. Pintamos con huevo batido y horneamos a 180º durante 22 minutos con el calor solo por abajo para que se haga la base.
Pasado este tiempo, damos calor por los dos lados y horneamos durante 35 minutos más. Si vemos que la tartaleta va cogiendo mucho color podemos ponerle un papel de aluminio.
Sacamos del horno y la reservamos hasta que este fría.

PRESENTACIÓN
Cortamos en triángulos la tartaleta de cereza y acompañamos con un poco de mousse de queso elaborado con nata Ken.

TRUCOS, TÉCNICAS, CONSEJOS…
Si no disponemos de cerezas en el mercado, podemos sustituirlas por fresas o incluso cerezas confitadas que encontramos en cualquier supermercado.