Mercadabadillo, curiosidades junto con Café Blackzi

Mercadabadillo, curiosidades junto con Café Blackzi

De vez en cuando Donostia se envuelve en una preciosa feria de segunda mano. Lo llaman Mercadabadillo, pues transcurre en la Sala Dabadaba. Se trata de un mercadillo de segunda mano, donde cualquier persona puede poner un puesto con los artilugios que quiera ofrecer. Hay quienes venden ropa, artesanía o libros, y otros que enseñan sus mejores objetos de decoración o productos de alimentación.

El próximo domingo, 3 de abril, se celebra otro Mercadabadillo donde todo tipo de personas intentarán vender sus objetos más curiosos. Igartza estará presente en el patrocinio junto con Café Blackzi, los que no se pierden ni una. Este tipo de mercadillo es muy particular, ya que las personas que participan son muy especiales. Siempre tienen algo que enseñarnos y algo que ofrecer, tanto, que su público se acerca para conocer sus nuevas reliquias.

Esta vez toca el domingo 3 de abril. La Sala Dabadaba es un lugar misterioso, donde se permite que ocurran multitud de actividades. Este Mercadabadillo del que hablamos sucederá de 12 de la mañana a 20 de la tarde, dejando la entrada totalmente gratuita y libre para todos los públicos. No obstante, la sala suele presentar conciertos y otras actividades ociosas, por lo que se convierte en un lugar donde siempre pasan cosas.

Es por esta razón por la que Blackzi se proclama como patrocinador estrella. No podrás encontrar Café Blacki ni en supermercado ni en las diferentes tiendas, pues está siempre donde ocurren cosas interesantes y misteriosas, como es el caso de Mercadabadillo. La capitalidad europea de la cultura permite a Donostia organizan un montón de actividades relevantes y curiosas, dignas para ir a visitar.

Y es que si está Café Blackzi significa que el acontecimiento es, de lo menos, interesante. Nosotros en Igartza lo tenemos muy claro, por eso lo acompañamos en esta aventura. El domingo 3 de abril estaremos en Mercadabadilo, jugando y aprendiendo con todos los que vendan sus propios productos. ¿Quién sabe? Siempre podemos sacar algo de un mercadillo de segunda mano, y más, cuando nos ofrecen objetos curiosos y dignos de ser conocidos.

Una vez más Igartza y Blackzi estarán unidos en un proyecto, pues lo interesante, lo misterioso y lo íntimo son cualidades que dan exclusividad, como a la gastronomía de alta calidad. Nosotros siempre estamos entre lo mejor, o intentamos incluirnos, porque nos interesa ayudar a los mejores y que los demás evolucionen hacia la alta selección.