Iruñazarra, mejor barra de pintxos de Euskal Herria

Iruñazarra, mejor barra de pintxos de Euskal Herria

Termina el Campeonato de Pintxos de Euskal Herria – Amstel Oro celebrado en el Kursaal de Donostia del 23 al 25 de octubre. Iruñazarra, de Pamplona, ha ganado el premio a la Mejor Barra de pintxos de Euskadi, Navarra e Iparralde.

Muchas son las anécdotas y recuerdos que se nos quedan al dar fin a la XII. edición del Campeonato de Pintxos de Euskal Herria – Amstel Oro. Pero la alegría más grande ha sido el momento de la entrega del premio Igartza a la Mejor Barra de Pintxos.

Iruñazarra, de Pamplona, se ha proclamado campeón del Premio Igartza por su esfuerzo y mantenimiento de la esencia de la barra de pintxos, su dinamismo y creatividad, como elemento diferenciador e identificativo de la gastronomía de Euskadi y Navarra. De esta manera, se ha convertido en un referente de la tradición culinaria del sector de Hostelería y atractivo turístico de primera magnitud.

Con la entrega de premios presente, Igartza ha estado también acompañando a diferentes marcas en un stand donde la gastronomía, hostelería y los productos de primera calidad han sido los únicos protagonistas. Muchas personas han preguntado y se han interesado por el mostrador, donde se horneaba un sorteo para un viaje de dos personas por Europa.

Por su parte, Mikel Muñoz y Mika Pop han sido el vencedores del Campeonato de Pintxos de Euskal Herria – Amstel Oro, gracias a su pintxo “Mika”. De esta manera, el bar Gran Sol de Hondarribia alcanza su tercera txapela en el certamen, tras sus éxitos en el 2010 con “Huevo mollete al oro con migas de pastor” y en 2013 con “Tosta de bacalao ahumado con foie”.

“Este premio representa una gran ilusión. Es el esfuerzo de todo un equipo que es la famila de Gran Sol y viene a estimularnos y a seguir trabajando y mejorando en los que es nuestra pasión: el mundo de la cocina y de los pintxos”, afirmaron Mikel Muñoz y Mika Pop emocionados tras haber obtenido como la premio la txapela de campeón, un trofeo-escultura de Ramón Roteta, el alfilier Oro de Amstel, un cheque Makro de 3.000 euros y un diploma.

Aunque la entrega de premios dejase los momentos más emotivos del Campeonato, Alberto Ferruz afirmó en su discurso ante los asistentes que “realmente hemos disfrutado de los diez pintxos, del trabajo que hay detrás de cada uno de ellos. Hemos tenido claro el premio por concepto, por sabores y sensaciones, y porque la elaboración ha estado en su punto. Podemos decir que ha sido el pintxo mejor y más redondo en todos los conceptos”.